Diferencias entre un lote de inversión y lote residencial

    Asesoria

    Si tenés dinero de más, quizás estés pensando en ponerlo en movimiento. Es decir, invertir. Una gran alternativa para empezar es poner la visión en la tierra. Por lo tanto, hoy queremos contarte las diferencias entre un lote de inversión y lote residencial. ¡Seguí leyendo!

    ➤Lee también: Consejos para invertir en bienes raíces en Paraguay.

    Invertir en un terreno

    Apostar por la tierra casi siempre es una buena opción. No solamente te ofrece un respaldo económico, sino que también te da la posibilidad de crear beneficios a largo plazo.

    Comprar un lote o un terreno es perfecto para empezar tu patrimonio familiar. Es decir, aquel que inclusive pueden heredar tus hijos. No es lo mismo que gastar, es invertir, ya que los resultados los verás en el tiempo. Es lo que se conoce como retorno a la inversión.

    Sin embargo, antes de decidir apostar por un lote hay que entender que existen dos tipos de terrenos para empezar una carrera de inversionista sin desembolsar demasiado dinero. Estos son lote de inversión y lote residencial. Veamos cada uno de ellos en particular.

    lote de inversión y lote residencial

    Lote residencial

    Generalmente, los lotes residenciales son terrenos urbanizados. Esta clase de lote se destaca por poseer servicios primordiales, como luz, agua y drenaje. Por lo tanto, facilita que consigas crear tu casa a tu medida, sin la necesidad de pensar en los costos que acarrea el desarrollo de urbanización.

    Este tipo de lote es muy versátil, así sea que estés pensando en construir una vivienda para tu familia o como inversión. Por medio de su infraestructura, el valor de los terrenos residenciales aumenta de forma considerable en poco tiempo. Sin embargo, es importante encontrar la localidad correcta.

    Lote de inversión

    Por otro lado, los lotes de inversión son terrenos de tierra virgen sin ningún tipo de edificación, sin urbanización ni servicios. Es decir, es básicamente un pedazo de tierra en espera de un inversionista que esté en la búsqueda de crear alto retorno a largo plazo.

    Los costos de cuidado son pocos y el tiempo que hay que dedicarle es mínimo. Sin embargo, hay que esperar mucho tiempo para ver los frutos.

    lote de inversión y lote residencial

    Diferencias entre un lote de inversión y lote residencial

    Ahora bien, ¿cuáles son las diferencias entre ambos? Veamos.

    1. Construcción y estructura

    Como decíamos anteriormente, una diferencia clave entre ambos terrenos es que mientras que los lotes residenciales suelen ser terrenos urbanizados, los lotes de inversión no.

    Si bien el lote residencial nos permite olvidar los gastos que conlleva cualquier proceso de urbanización, los gastos de mantenimiento son altos. Sobre todo, si nadie vive ahí.

    ➤ Lee también: Inversiones inmobiliarias: ¿renta directa o en pozo?

    2. Valor del lote

    Esta es una de las diferencias primordiales entre un lote de inversión y lote residencial. El costo de un terreno residencial es un poco más elevado. ¿Por qué?

    Esto se debe a la infraestructura que rodea el terreno, es decir, la urbanización. Tengamos en cuenta que la mayoría de este tipo de terrenos se encuentran dentro de desarrollos residenciales con amenidades que aumentan su valor.

    Estas características aseguran el crecimiento de la plusvalía de tu terreno, que podría generar rendimientos de hasta el 30% anual, lo que representa un gran acierto para tu bolsillo.

    Por otro lado, el costo de un lote de inversión es menor. Al no contar con infraestructura, ni ningún tipo de construcción, el valor de la tierra tiende a ser menor. Recordá que este tipo de inversiones son a largo plazo. Pero si no contás con grandes volúmenes de capital, puede ser la mejor opción.

    ➤Quizás te interese: Guía de inversión en Paraguay con poco dinero 

    3. Gastos de mantenimiento

    Por un lado, los lotes residenciales son inversiones a mediano plazo, por lo tanto, los gastos serán mínimos.

    Los lotes de inversión, como son terrenos de tierra virgen no requieren de ningún tipo mantenimiento. Por lo tanto, no es necesario tampoco gastar demasiado dinero en eso.

    4. Tiempo de retorno de inversión

    Por último, como dijimos anteriormente, el lote residencial es una inversión a mediano plazo, mientras que el lote de inversión lo es a largo plazo.

    En el mediano plazo, es probable que obtengas el retorno de inversión en un lapso de 1 a 5 años. Por otro lado, el largo plazo se calcula de 15 a 20 años. Es una gran diferencia a la hora de elegir por qué apostar.

    ➤Quizás te interese: Consejos para iniciar inversiones inmobiliarias

    Hasta acá llegamos con la información sobre un lote de inversión y lote residencial. Esperamos que te haya servido. Invertir en terrenos es una alternativa bastante rentable para alguien que está pensando en empezar a invertir. Si estás queriendo invertir pero no sabes por dónde empezar, nuestros expertos pueden ayudarte. ¡Contactanos!

    Dejar un comentario